La historia del clipping

La reputación siempre ha preocupado a quienes ejercían el poder, por ello, paralela a la aparición de los periódicos nació la necesidad de un seguimiento de prensa al servicio de los mandatarios. Nos situamos en el S.XVIII, la democracia y la libertad de prensa veían la luz en un panorama de grandes cambios sociales y políticos. Será George Washington, primer presidente de lo EEUU, quien empezó a interesarse por lo que los periódicos decían de él para así mejorar su reputación entre los ciudadanos. Los resultado que obtuvo nunca le fueran muy favorables y el presidente se enfadaba constantemente con la prensa.

Comienza entonces lo que acabó convirtiéndose en una rutina para los mandatarios de todo el mundo: mandar la revisión de la prensa del día y el recorte de los textos donde aparecían. Los papeles se acumulaban y alguien decidió usar un clip para agruparlos, una cuestión práctica que acabó poniéndole nombre al seguimiento de medios. El clipping se convierte en una actividad habitual en el XIX cuando comienzan a funcionar las agencias de recortes de artículos de prensa que proveían a instituciones gubernamentales, a importantes compañías y a particulares de la información que requerían.


Un vendedor de periódicos polaco llamado Romeike es reconocido como el fundador de la industria del monitoreo de medios por haber establecido en Londres la que él llamó la “Primera Agencia de pressclipping del mundo”, en 1852. Su empresa se dedicaba a recolectar noticias de la prensa internacional para los intelectuales, escritores, músicos y artistas de la ciudad. Así, el clipping no es un actividad que interese únicamente a políticos, sino que también tuvo una gran importancia para el mundo de la cultura.

Años más tarde, junto con el nacimiento de las emisiones de radio y televisión, las agencias empiezan a utilizar cintas analógicas para grabar audio y video y monitorizar todos los medios de comunicación. El gran despegue para el clipping se produjo en 1953 con la fundación de FIBEP (Internacional Federation of the Press Clipping Services), una asociación internacional de compañías de seguimiento de medios que tiene como objetivo la defensa de la actividad y el beneficio mutuo.

Llegamos a la actualidad y la importancia del clipping no ha hecho más que aumentar. Ante la saturación de información en redes sociales, blogs y pequeños medios que proliferan sin cesar en Internet, el seguimiento de medios es vital para las empresas. Ahora se busca el “todo incluido”, servicios de clipping que den respuesta a las necesidades de cada organización de forma personalizada y que además sirvan para mejorar la comunicación interna. No importa solo qué dicen de nosotros, sino qué novedades hay en nuestro sector y qué está haciendo la competencia, solo así será posible llevar a cabo la mejor estrategia de comunicación posible.

Y tú, ¿Ya te has enterado qué dicen de ti?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *